3 Consejos a la hora de contratar un traductor legal especializado

En alguna ocasión, habrás traducido un texto usando un traductor online como el del famoso Google, pero eso puede llevar a cometer muchos errores, sobre todo cuando el documento es muy técnico.

Puedes encontrar traductores freelance pero para según que documentos necesitarás asesorarte bien antes de lanzarte a la aventura de buscar los servicios de un traductor.

Te vamos a dar 3 consejos a la hora de contratar un traductor

Tienes que tener en cuenta algunas cosas importantes antes de buscar traductores para un documento especial que no sea ordinario para que tengas una traducción profesional y evitar perder el tiempo.

Buscar traductores matriculados

Podrás encontrar traductores muy buenos, pero si vas a traducir un documento legal, necesitaras uno que sea matriculado. Es lo mismo que pasaría si tuvieras que traducir un documento técnico o financiero.

Una cosa es traducir sin más y otra distinta tener en cuenta la intención del texto y con qué función fue creado. El texto ya traducido deberá tener la misma validez que el original.

Asimismo, los traductores deben conocer la cultura y los detalles que influyeron en el documento para poder hacer una traducción que mantenga le objetivo para el cual fue creado.

Que el documento traducido mantenga la legalidad

Al ser un documento legal, el traductor debe saber los requerimientos para que la traducción mantenga la legalidad inicial, puede que se requiera autorización de una embajada, la presencia de una certificación ante notario, de un sello como el del Haya Apostilla, incluso podría requerirse un documento extra de confidencialidad por contener información de carácter secreto o reservado.

Para estos casos siempre hay que comprobar que sea un traductor jurado.

Que el traductor sea nativo

Lo ideal es contratar un profesional que tenga como lengua nativa la original del documento a traducir.

Es la única manera de que te asegures que traducirá fielmente el contenido entendiendo lo que el documento debe expresar.

Para ser un traductor jurado oficial, debe tener el título de Traductor-Intérprete Jurado que se otorga por el Ministerio de Asuntos Exteriores

Es fundamental que puedas verificar que el traductor que vas a contratar ha realizado y aprobado los exámenes y posea el título.

Hay que tener en cuenta que de requerir legalizar algún documento, se requerirá también la función de un notario público, que son los únicos que pueden hacer este tipo de cosas.

Debes comprobar las habilidades de la persona que vas a contratar, para ello hazle alguna prueba o busca trabajos anteriores que haya realizado.

Cuando te den un precio, haz que te den toda la información de que incluye en el precio, sobre todo si la tarifa es demasiado baja ya que podría ser que los trabajos de esta persona fueran pobres en calidad.

En todo caso no está de más solicitar una revisión externa del trabajo que te haya realizado un traductor, sobre todo cuando el trabajo lo realizan varios traductores, a veces para ganar tiempo, se requiere la revisión de una sola persona para que unifique el estilo.