7 ventajas de los platos de ducha de resina que debes conocer

Los platos de ducha de resina constituyen hoy día una solución elegante y decorativa que nos ofrece la naturaleza para nuestro baño, ya que destaca como nexo común el uso de resinas más una base amplia de mineral, generalmente cuarzo, dolomita u otros minerales.

En cuanto a las resinas se recomiendan las italianas, pues son de última generación.

Ventajas de un plato de ducha de resina

1. Esta composición de elementos hace al plato de resina muy resistente a golpes y vibraciones fuertes, ya que la fuerza natural del cuarzo (resistencia siete en la escala mineral) junto a la compactación de un adecuado proceso de temperatura y alta presión a la hora de fabricarlo, hacen de él un producto no solo resistente frente a los impactos sino también frente al tiempo, llegando en muchos casos a durar más de quince años.

Sin embargo, algunas marcas suelen pintar solamente una capa exterior, lo cual se traduce en una ínfima calidad, ya que al rayarse dejan al descubierto los tonos blancos o beige de la resina.

Por tanto, siempre es recomendable pintarlas en bloque, esto es, también por dentro, lo cual, además de una muestra de calidad del fabricante, es una ventaja ya que, ante un posible golpe o muesca, nunca se dejaría ver la capa blanca o beige de la resina.

También es recomendable que su capa última está compuesta por gel coat, el cual es mucho más resistente que la laca de poliuretano, evitando así en el futuro mayores problemas de agrietado o desgaste del material.

2. Los platos de ducha de resina ofrecen una calidez bastante grande. Ya no tendrás nunca los pies fríos al contacto con el plato de porcelana.

3. Otra función muy importante del acabado en un plato de ducha es su función antibacteriana. Cumplen la normativa antibacteriana Tipo ISO NPG UV apto para uso Hospitalario, o el Marcado Ce.

4. Otra gran ventaja es su limpieza. No deben (ni hace falta) usarse productos abrasivos, tales como lejías, disolventes, alcoholes…. Así mismo nunca usar estropajos de metal y similares. Es suficiente el uso de jabón, esponja y un aclarado con abundante agua.

5. Con un plato de ducha de resina se acabaron los golpes, pues su superficie es antideslizante, cumpliendo los certificados de clase 1 y en otros casos, incluso 2. Certificados que no tienen los platos de ducha convencionales.

6. Los platos de ducha de resina son muy fáciles de instalar, sólo se requiere que estén nivelados al momento de su fijación, y cualquiera puede hacerlo con unos conocimientos mínimos.

7. El precio

El precio medio de estos platos de ducha es por lo general bastante asequible. Así encontramos gamas que van desde los ciento sesenta y tres hasta los quinientos noventa euros.

Conclusión

Eso hace de este producto la solución ideal a la hora de incorporar un plato de ducha a su baño, no solo por las ventajas de cambiar la bañera por un plato de ducha, sino por todos los beneficios que conlleva un plato de ducha de resina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *