Cómo cuidar la piel con la entrada del otoño

Si estás notando los estragos de la playa o la piscina en tu piel, no te agobies. El otoño es la estación idónea para reparar esos daños y encarar los rigores del invierno en las mejores condiciones. Recopilamos algunos consejos y tratamientos estéticos que te serán útiles, si te propones lucir una piel cuidada y más joven cada día. Comenzamos.

Por qué preparar la piel para la llegada del frío

Tenemos la costumbre de cuidarnos más en verano que en invierno y de centrar nuestros esfuerzos en el cuidado del rostro, dejando de lado el resto del cuerpo. Al tener que vestir más ropa para protegernos del frío descuidamos la hidratación de brazos y piernas. Precisamente, la parte del cuerpo más expuesta al frío y que, por tanto, más humectación requiere. Recuerda hidratarlos dos veces al día, por la mañana y la noche.

El viento y el incipiente frío del otoño son agentes vasoconstrictores y deshidratantes, que pueden llegar a dañar tu piel, especialmente si eres propenso al acné y no tomas precauciones.

Si deseas despedirte de la deshidratación, las manchas por la excesiva exposición solar, las rojeces o la hinchazón del verano, el otoño es el momento para integrar una serie de nuevos hábitos en tu rutina de belleza. No en vano, está demostrado que el fotoenvejecimiento en el principal responsable de las arrugas y la pérdida de colágeno.

Y, ¿cómo logro revitalizar mi piel?

¿Sabes que las vitaminas A y C son las sustancias conocidas más efectivas en regeneración celular? El retinol lleva más de 70 años siendo investigado y su capacidad para estimular la producción de fibroblastos no deja de sorprender. Lo saben bien en la clínica estética de Murcia Novosalud, donde entre sus tratamientos antiedad se encuentra la medicina biológica antienvejecimiento, que aprovecha las sinergias de la administración simultánea de ambas vitaminas consiguiendo una piel más tersa, firme, de tono más uniforme y poros menos dilatados.

Tips antienvejecimiento

– Limpia tu piel a diario con un producto de ph neutro.

– Exfolia tu cuerpo 2 veces por semana añadiendo bicarbonato a tu gel de ducha. Además de activar la circulación local conseguirás prolongar el bronceado. En el caso del rostro, hazlo una vez por semana y con un suave masaje. Tu piel estará renovada y preparada para cualquier tratamiento.

– La hidratación es esencial para nutrir la piel en profundidad. Opta por las cremas con protección solar y que estén enriquecidas con agentes antioxidantes como las vitaminas C y E o los carotenoides.

– Una vez por semana, mímate con una mascarilla nutritiva o un sérum.

– Deja el tabaco.

– Procura descansar un mínimo de 8 horas y desmaquíllate antes.

– Prioriza el consumo de frutas, verduras y ácidos grasos omega 3 para contrarrestar el efecto de los radicales libres y las infecciones.

– Bebe 1,5-2 litros de agua al día.

– Muévete. Camina, corre, pedalea… ayudarás a que tu piel se oxigene y optimice los nutrientes de la dieta.

Siguiendo estos consejos estarás implementando los cuidados esenciales para que tu piel permanezca bonita por más tiempo. Será la base que posibilite los mejores resultados, en caso de necesitar un tratamiento de cabina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *