Cómo diseñar envíos atractivos en tu e-commerce

El e-commerce hoy en día está totalmente integrado en nuestras vidas. No hace demasiado tiempo todos teníamos nuestras dudas y reparos, nos planteábamos cosas como, por ejemplo, la seguridad a la hora de comprar y dar nuestros datos, pero ya no es así. El e-commerce está en auge y no parece que esta tendencia vaya a cambiar, todo lo contrario, seguirá así por mucho tiempo.

La competencia es mucha y es muy importante diferenciarse del resto. No solamente encontrando el nicho de mercado adecuado, sino que además debemos ofrecer al cliente un servicio seguro y de calidad. Las compras online pueden ser muy impersonales y, aunque a veces nos lo parezca, el momento del envío no es el fin del proceso, sino el principio de una relación más cercana con el cliente. A partir de ese momento tenemos en nuestras manos la posibilidad de fidelizarlo, provocando así que vuelva a comprar en muestro e-commerce e incluso que nos recomiende.

El embalaje

El envío es clave, por un lado debes conseguir que el producto llegue a manos del cliente en perfectas condiciones, pero por otro, ¿por qué no hacer que la experiencia sea, además, agradable? Como comentábamos más arriba, la compra online es muy impersonal, pero la entrega del producto no tiene que serlo. Si haces llegar el pedido en un embalaje seguro, bonito y personalizado, el cliente siempre lo agradecerá.

Por otro lado están los costes, ya que las cajas en las que enviar la mercancía no son precisamente baratas. Personalizarlas sería lo ideal: con tu logotipo, tu eslogan y un diseño atractivo, aunque esto aumenta el gasto de manera increíble. Pero no por ello debes dejar la idea de lado.

Un truco muy sencillo y mucho más económico es el de utilizar cajas simples, sin diseño y distinguirlas utilizando pegatinas personalizadas. Estas harán que tus envíos destaquen y se reconozcan a primera vista. Para ello deberás tener en cuenta que es muy importante el tamaño del producto a la hora de calcular el volumen del paquete a enviar.

No será lo mismo vender zapatos en tu e-commerce que vender accesorios de bebé. Si vendes zapatos, el tamaño medio del envío será fácil de calcular, pero si vendes accesorios de bebé no será así. Existe una gran diferencia entre embalar un chupete y embalar un carrito. El tamaño medio habrá que calcularlo en base a lo más solicitado y, dependiendo de él, podrás comprar cajas de la medida adecuada, en grandes cantidades y sin personalizar, ahorrando así en los costes.

Otros trucos

Ya para terminar, comentar que el orden en el interior de la caja es imprescindible.

Otros trucos recomendables pueden ser los de utilizar papel de seda en el interior de la caja para hacer el diseño más bonito, incluir en la caja algún vale o código de descuento para próximas compras, hacerle llegar una muestra de otro de tus productos, (algo muy típico en perfumerías), un pequeño regalo inesperado, tarjetas de visitas, folletos informativos, incluso incluir una nota personalizada agradeciéndole al cliente la compra y la confianza depositada en la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *