¿Cómo el aislamiento de fachadas ayuda a la eficiencia energética?

Los hogares actuales suelen estar dotados de aire acondicionado y calefacción, algo que sin duda, mejora las condiciones de la vivienda y hace que te encuentres en ella mucho más cómodo. Pero sin un buen aislamiento de fachadas, resultan menos eficaces y el gasto energético es mayor.

Tanto es así, que un buen sistema de aislamiento térmico te permitirá ahorrar casi un cincuenta por ciento de la energía utilizada tanto para el aire acondicionado como para la calefacción.

Para conseguir este ahorro hay que aislar correctamente la fachada de la vivienda evitando que la temperatura exterior pase al interior con facilidad, es así, como se consigue ahorrar en la factura de la luz. En https://aislahome.es/aislamiento-fachadas/ somos expertos en este tipo de aislamientos que en invierno reducen de manera considerable el paso de frio al interior de la vivienda disminuyendo el uso de calefacción. Justo lo contrario de lo que ocurre en los meses de verano, en los que reducirás el consumo de aire acondicionado gracias al buen aislamiento de tu fachada.

Casi el 99 % de las viviendas de nuestro país tiene un mal aislamiento térmico de sus fachadas. Por eso, España es uno de los países con un mayor gasto energético en sus hogares, lo que se traduce en más dinero, pero también en una mayor cantidad de emisiones de CO2.

Las pérdidas de calor en invierno o de frio en verano se producen principalmente a través tanto de fachadas como de cubiertas. Lo que hace de vital importancia invertir un poco de dinero en un aislamiento optimo en estas partes de nuestra vivienda.

Los edificios españoles utilizan alrededor de un treinta por ciento de toda la energía, de ellos aproximadamente el sesenta por ciento están destinados a viviendas. Por ello, el gobierno concede subvenciones para aislar correctamente las fachadas y disminuir de este modo el consumo energético.

Los tres sistemas de aislamiento térmico de fachadas

Revestimiento de fachadas por el exterior: se usa con la fachada existente colocando un revestimiento mortero que sirva para aislar acompañado también de un mortero mineral, habitualmente lana mineral. Otra variante puede ser colocar una estructura metálica, en la que se colocarán paneles con un revestimiento interior de lana mineral. Algo que también dotará a tu edificio de un nuevo aspecto.

Inyección de aislamiento: las fachadas disponen de una cámara de aire, en la que se puede inyectar el aislamiento térmico, generalmente espuma de poliuretano. Aunque, en la actualidad también se utiliza la lana mineral o la celulosa.

Aislamiento por el interior: para ello hay que colocar un trasdosado acompañado de yeso laminado. Una obra que se realizará en el interior de la vivienda.

¿Por qué se debe aislar la fachada?

Tal y como dijimos se produce un ahorro de energía cercano al cincuenta por ciento, lo que se traduce también en un ahorro económico considerable. Pero además, se emite menos CO2 a la atmósfera al utilizar un buen aislamiento térmico. Del mismo modo que, también revalorizará el precio de tu vivienda al cumplir con las expectativas energéticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *