Cómo transportar combustible de forma adecuada

En la industria agrícola, marítima o industrial, es muy habitual que los suministros de combustible para la maquinaria empleada se produzcan en el mismo momento y lugar en el que se encuentre la propia maquinaria, ya que ésta no se puede transportar a una gasolinera para su suministro.

Esto hace que la opción adecuada para dicho suministro sea la utilización de dispositivos móviles que incluyen ellos mismos sistemas para la distribución de combustible incorporados. Unos sistemas que permiten el repostaje en cualquier lugar, y también el transporte del combustible hacia el lugar en el que se encuentre la maquinaria.

Sin duda estos sistemas se muestran como una gran solución, pero es importante tomar una serie de precauciones a la hora de transportarlos, para garantizar que no se correrá ningún tipo de peligro y que la gasolina se mantendrá en perfectas condiciones, sin sufrir ningún daño durante el traslado.

Conscientes de ello, a continuación vamos a hablar de los depósitos GRG, que se muestran como los recipientes más adecuados para el almacenamiento y transporte de combustible.

¿Qué son los depósitos GRG?

Posiblemente te estés preguntando qué son los depósitos GRG, ya que no es algo con lo que todo el mundo esté familiarizado. Si es así, que no cunda el pánico, ya que a continuación te vamos a contar todo lo que necesitas saber.

Los depósitos GRG (gran recipiente a granel) son unos dispositivos móviles diseñados específicamente para el transporte de gasóleo, que permiten el repostaje de combustible en cualquier parte, y en las mejores condiciones. Se muestran como la mejor opción para el repostaje de las máquinas de construcción, industriales o agrícolas.

Este tipo de depósitos acostumbran a estar hechos con polietileno, un polímero preparado a partir de etileno, mediante el proceso de moldeo tradicional, que consigue hacer que la estructura sea lo más compacta posible y también altamente resistente. Este tipo de depósitos cuentan con una capacidad de entre 55 y 440 litros.

También hay depósitos hechos de acero, que aumentan su capacidad entre los 190 y 980 litros.

Principales ventajas del uso de depósitos GRG

La principal ventaja que ofrecen estos depósitos está en la seguridad, tanto en el transporte como en el almacenamiento de la gasolina. Hay que tener en cuenta que los depósitos GRG están protegidos en el interior con un tabique que impide que el gasóleo se mueva en exceso mientras se transporta.

También hay que destacar que suponen un importante ahorro tanto de coste como de tiempo, ya que hacen que no sea necesario mantener la maquinaria parada por haberse quedado sin gasolina.

A esto hay que sumarle que están preparados para su transporte en automóviles de todo tipo. Esto aporta una gran tranquilidad y seguridad, ya que en caso de no transportarse en este tipo de depósitos, podría producirse que se volcase el recipiente e incluso el propio vehículo.

De modo que ya lo sabes, si necesitas transportar gasolina y no sabías qué método utilizar, apuesta por los depósitos GRG. Son la mejor opción, tanto por seguridad como por ahorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *