Consejos para cambiar enchufes y marcos eléctricos en tu casa

Una de las tareas a las que cualquier persona debe enfrentarse una vez en la vida es la de cambiar los enchufes de la casa. Los enchufes de tu hogar deben revisarse periódicamente, y si alguno de ellos está defectuoso no debes dudar en arreglarlo inmediatamente.

En este post te contamos cómo cambiar un enchufe, así como un marco eléctrico, para que la seguridad de tu casa no se vea alterada.

Cómo cambiar los enchufes y marcos eléctricos de tu hogar

El cambio de un enchufe y su marco eléctrico puede parecer una tarea fácil, y lo es, aun así deberás seguir una serie de pasos para trabajar con la mayor seguridad posible.

Lo primero que deberás hacer es adquirir tus enchufes en cualquier comercio de venta de materiales eléctricos. Los encontrarás de diversos diseños y colores. Fíjate también en el tamaño de tu cajetín a la hora de comprarlo. Básicamente existen 3 tipos de cajetines: redondos, cuadrados y rectangulares.

Tampoco te olvides de comprar el marco embellecedor para la instalación de tu enchufe, así como un destornillador para la electricidad.

Paso 1: cortar la luz

Asegúrate de cortar la luz y bajar la clavija que corta la corriente de la zona donde está el enchufe defectuoso para evitar problemas al manipularlo.

Paso 2: extrae el marco embellecedor y el enchufe de la pared

Para ello, dependiendo del modelo, tendrás que retirar el marco que estará encajado al enchufe desatornillándolo o simplemente a presión. Para separar el enchufe de la pared, normalmente tendrás que aflojar el tornillo central que lo mantiene unido al cajetín de la pared.

Paso 3: retira los cables del enchufe

Con un destornillador eléctrico y asegurándote de que has cortado la corriente eléctrica una vez más, retiras los 3 cables de color del enchufe: azul (neutro), negro, marrón o gris (fase) y verde o amarillo (tierra).

Paso 4: conecta los cables al nuevo enchufe

Conecta los nuevos cables en la misma posición pero en el nuevo enchufe. Según el modelo tendrás que atornillarlos al enchufe o fijarlos a presión.

Los cables deberán quedar todos dentro de la clema. De lo contrario podrían producir algún cortocircuito. Si los cables son muy finos y flexibles, puedes reforzarlos pelándolos un poco más dejando las hebras al descubierto y volviéndolas a doblar hasta conseguir un mayor grosor más fácil de manipular.

Paso 5: coloca el nuevo enchufe en el cajetín con su marco

Ahora vuelve a fijar el enchufe al cajetín por medio del tornillos de apriete y a continuación fija el marco embellecedor.

Paso 6: comprueba que el enchufe funciona

Ya solo te queda volver a conectar la entrada de luz y probar el enchufe con algún aparato eléctrico.

En caso de que el enchufe no funcione o haya saltado algún automático, no te preocupes. Vuelve a cortar la luz y revisa paso a paso todo el proceso fijándote si cada cable está en el borne correspondiente. También puedes comprobar que el cable sea de la sección recomendada y que el aparato que has enchufado funciona correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *