Consejos para el cuidado de cachorros de razas pequeñas

Las sociedades más evolucionadas, las más cultas, las que demuestran mayores niveles de tolerancia y más capacidad de convivencia, son las que más animales de compañía tienen por habitante. La densidad demográfica hace que las viviendas de las grandes ciudades tengan cada vez menos espacio útil habitable. Las razas pequeñas de perro han experimentado, quizá por ello, un crecimiento exponencial en cuanto a su implantación en las comunidades actuales.

Vivimos en menos metros cuadrados, pero no queremos renunciar a la compañía de un amigo fiel. Tal vez también sea importante otro factor. Queremos llevar a nuestro compañero a todas partes. Hacer que sea cómplice de nuestra vida. Una raza pequeña es ideal. Y los cuidados que hemos de procurar han de ser específicos.

Manual de instrucciones para miniaturas

Las razas pequeñas tienen una idiosincrasia particular en muchos de sus aspectos morfológicos. Su metabolismo tiene un ritmo muy superior al de las razas grandes. Vigilarás siempre la cantidad y calidad del alimento que les des, lógicamente. Pero, en esa etapa inicial, has de ser muy cuidadoso con su comida y las aportaciones de vitaminas que te indique el veterinario. A las 6 o 7 semanas de vida, puedes vacunar a tu cachorro. Y desparasitarlo y ponerle un tratamiento para evitar lombrices o parásitos cardíacos, siempre siguiendo las indicaciones de un profesional en cuanto a plazos y dosificación.

Has de ser consciente de que tu cachorrito va a ser más sensible que otro de raza grande a los contrastes térmicos. Encontrarás ropa de abrigo o impermeable que te ayudará. Las hipotermias son frecuentes en perros de menos de dos kilos.

Los cuidados de cachorros de yorkshire terrier, por ejemplo, incluirán cogerlos varias veces al día. En esa fase inicial de su vida, el contacto te servirá para que el animal comience a socializarse mientras observas su boca, sus oídos, el latido de su corazón o sus dedos. Conviene cortar con frecuencia sus uñas. Si aprecias un taconeo incipiente por el parqué, es que ha llegado el momento.

Cuidados comunes y específicos

La higiene será muy importante para evitar la aparición de sarro y las infecciones oculares o auditivas. Has de estar muy pendiente de eso. Dependiendo del tipo de pelo de tu amigo, requerirá más o menos cuidado. El cepillado diario es muy importante, pero, en un bichón, será especialmente delicado, para mantener su capa en perfectas condiciones.

El pelo corto de un bulldog francés requerirá de menos cuidados, aunque estarás atento a su peso, para evitar complicaciones respiratorias y cardíacas. Si compartes vida con un caniche toy, vigila su propensión a la glotonería, sus ojos y su piel. Confía su difícil pelo a un profesional. Los puntos débiles del carlino son sus ojos saltones, propensos a heridas e infecciones. Y no le gusta mucho el calor.

El diminuto chihuahua puede ser muy longevo. Vigila su carácter desde pequeño. Evitarás que se convierta en un caprichoso malcriado. Como ves, dependiendo de tu elección, habrás de incidir más en uno u otro aspecto. Criadores y veterinarios harán más fácil tu tarea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *