Consejos para fabricar tu propia mesa para el comedor

En cualquier salón existen elementos que articulan y definen el espacio. Uno es la mesa principal y, de un tiempo a esta parte, cada día son más quienes deciden aplicar sus conocimientos de decoración y bricolaje para construirse ellos mismos una.

La tarea, como cualquier otra de sus características, no es sencilla y exige habilidad, paciencia y buen gusto; pero existen unos principios básicos que toda persona decidida a convertir sus ideas en mesa de comedor debe tener en cuenta. Seguidamente los detallamos. Si los respetas o no, es cosa tuya; pero te adelantamos ya que, si lo haces, la apasionante y compleja tarea de crear una mesa de comedor se simplificará. Ahí van:

Piensa en para qué quieres la mesa y ajusta sus dimensiones a las de tu salón

Cada familia tiene unas necesidades diferentes y cada comedor obliga a unas servidumbres concretas. Es, por tanto, fundamental saber qué uso vamos a darle a la mesa y conocer qué posibilidades permite nuestro salón comedor. Solo después de un concienzudo análisis de nuestras necesidades y estilo de vida sabremos si nos basta con una mesa formada únicamente por tablero y soportes o precisamos de otra con alas extensibles y cajones. Definido ya esto, el siguiente paso es tomar medidas en el espacio donde queremos instalar la mesa y ajustar sus dimensiones a lo que la estancia nos permita.

Elige bien el soporte

Cada mesa requiere un soporte distinto. Así, si optamos por una mesa sencilla sin alas extensibles podremos plantear soluciones económicas y originales como las que siguen:

Reutilizar muebles

Dos cajoneras bien conservadas y de la misma altura son un soporte genial para el tablero de nuestra mesa y nos permiten contar con un espacio de almacenamiento al que daremos buen uso. Un par de archivadores metálicos son también una opción.

De madera o piedra

Si somos habilidosos con la madera o la piedra, podemos tallar nosotros mismos cuatro pilares que harán las veces de soportes y unirlos con una estructura metálica si lo consideramos oportuno. Otra opción es emplear tocones o rocas naturales debidamente pulidos y tratados y combinarlos con un tablero del tipo que consideremos. Combinar tocones o piedra natural con tableros transparentes siempre es una posibilidad que funciona.

Con libros

Los libros con un tamaño mínimo de DIN A4 y buena encuadernación permiten crear pilares y soportes para el tablero de tu mesa si se superponen unos a otros y unen con cola para evitar movimientos indeseados. Es una solución original y económica.

Por el contrario, si precisas es una mesa con alas extensibles, necesitarás como soporte una estructura compleja. En ese caso, si no eres un profesional de la carpintería, lo mejor es que pienses en buscar colaboradores. Seguro que encuentras un carpintero capaz de convertir tus ideas en realidad.

El tablero

Es el elemento que da personalidad a tu mesa. Puedes utilizar madera, vidrio, metal o mármol crema marfil. Busca materiales que combinen con la decoración y ten en cuenta también el acabado. Para interiores, se suele optar por acabado mate o brillante y en exteriores se impone el decapado; pero, como en todo, las reglas las fijas tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *