¿Cuáles son los estilos artísticos más novedosos en la actualidad?

Hacer un repaso de los estilos artísticos contemporáneos es una tarea compleja. Durante todo el siglo XX se abrieron un enorme número de posibilidades a la hora de desarrollar la expresión creativa. La palabra “vanguardia” se convirtió desde entonces en adjetivo imprescindible en toda nueva corriente o técnica que se abriera paso.

Más allá de sus orígenes militares, cualquier vanguardismo venía a designar la voluntad de adelantarse al tiempo presente, de ofrecer nuevas vías al arte, desencadenarlo de toda limitación posible. La tradición se dejó atrás haciendo de la libertad la bandera fundamental a seguir.

Sin restricciones de ningún tipo y con la ayuda de las nuevas tecnologías, las técnicas artísticas actuales ofrecen un sinfín de posibilidades a los creadores

Desde la inmediatez de lo performático al uso de los recursos digitales, pasando por la toma del espacio público realizada por movimientos como el street art.

Frente a todo ello, el dibujo continúa siendo el método por excelencia. La capacidad expresiva del mismo no puede compararse a ningún otro método debido a su cercanía, inmediatez e infinitas posibilidades. La línea, el color y la composición siguen siendo la estructura de toda creación. Bien sea haciendo uso del grafito o hasta de un bolígrafo, el dibujo permite captar la inmediatez del momento o bien dar rienda suelta a la imaginación y la fantasía. Todo desde un personal punto de vista que siempre otorga un toque único a lo cotidiano.

Por ejemplo, la pintura Lucía Espinós (www.luciaespinos.com) sabe de la importancia que tiene para la educación y el desarrollo personal el dibujo. Por ello, en sus cursos se ofrece como un elemento de búsqueda de un camino propio de expresión. Desde la niñez, el ser humano tiene una innata necesidad de acercarse al papel en blanco, de crear desde la nada, de tratar de comprender aquello que le rodea al trasladarlo a las dos dimensiones del papel.

El dibujo proporciona los cimientos a todo proyecto artístico, es una herramienta imprescindible previa a todo trabajo arquitectónico, escultórico o pictórico

Aún más, a día de hoy, los nuevos recursos digitales no han hecho más que aumentar sus horizontes. Internet se ha convertido así en el nuevo escaparate mundial del mismo. El desarrollo de nuevos softwares o elementos como las tablets hacen redundar en el carácter atemporal y vanguardista de la ilustración.

De lo surreal a lo hiperrealista, de lo abstracto a lo naif, del mural público al cómic, el dibujo es la base de toda creación, más allá de los objetivos a alcanzar o del tamaño del mismo.

En un mundo como el actual, inundado de imágenes, un mundo donde la fotografía, televisión e internet nos bombardean a cada segundo con estímulos visuales, la capacidad de entender los entresijos de la creación de imágenes es un mecanismo clave de conocimiento. Solo desde ahí podremos entender la honestidad de aquello que se nos cuenta, de las narrativas que una y otra vez nos asaltan en nuestro día a día.

Toda ilustración es un documento que nos ayuda a recordar nuestros pasos y que permite construir puentes hacia nuestros sueños y aspiraciones.