Curiosidades del jamón ibérico que te sorprenderán

Todos sabemos que se trata de uno de los productos “made in Spain” por excelencia, que ha colocado a nuestra gastronomía en el mapa mundial o que se trata de uno de los bocados más exquisitos por el que todos suspiramos. Sin embargo, hay cosas que son más desconocidas acerca del jamón. Curiosidades que te van a sorprender a buen seguro.

El jamón, sus curiosidades y su papel inspirador incluso en Japón

Aunque se tiende a pensar que el jamón y su importancia es relativamente reciente, nada más lejos de la realidad. La relevancia de este alimento para los romanos era tal que constituyó el tema de algunas monedas antiguas. Una curiosidad que data la importancia del jamón ya en tiempos remotos.

Inspiración para los japoneses

Quizás es unas de las curiosidades más sorprendentes por lo inesperado que resulta. El hecho es que son muchos los que se muestran de acuerdo en que el jamón es la inspiración de uno de los cinco sabores básicos de la cultura japonesa.

Debes saber que para los nipones existe lo dulce, lo amargo, lo salado, lo ácido y lo sabroso. Precisamente, el jamón es el precursor de este último que en japonés se denomina “umami“.

El motivo por el que se cuelgan los jamones

Es otra de las grandes curiosidades en torno a los jamones. Estamos seguros de que los has visto cientos de veces colgados de los techos, pero ¿sabes por qué?

La razón no responde a un proceso en la cura de los jamones, sino a una señal que data del siglo XV. Era la manera en la que los comerciantes señalaban que no eran judíos, sino cristianos.

Los jamones de bellotas y lo que comen los cerdos de los que provienen

Seguro que siempre has pensado que el jamón de bellota recibe su nombre de la alimentación del cerdo del que proviene, pero esto no es así, al menos en sentido literal.

Como señalan desde la tienda especializada en jamones ibéricos https://jamonalia.es/, estos cerdos comen en las dehesas y, desde luego, en su dieta hay todo tipo de alimentos naturales, así como las hierbas propias de la zona.

¿Por qué los jamones se llaman de pata negra?

Debes saber que por regla general las patas y las pezuñas de los cerdos ibéricos son negras. Sin embargo, ojo, a veces los fallos genéticos hacen que el negro no esté siempre o que esté incluso en algún cerdo que no es ibérico.

Todo esto hace que sea imprescindible para asegurarte de que estás ante un cerdo ibérico que leas la etiqueta y que no olvides que el negro de las patas o de las pezuñas, a veces, juega malas pasadas.

Con pata negra, sin ella, de bellota o no, los que sí tienen la razón absoluta son los japoneses y esa palabra que define el sabor sabroso. Un sabor que marida con cualquier vino y en cualquier momento del día. ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *