Guía de Tánger: visitando el País vecino

Tánger es un lugar mágico para pasar unas vacaciones. Su oferta de actividades es bastante amplia, la comida y el pescado en concreto es delicioso, los paisajes son preciosos y la gente muy amable.

En Tánger podrás hacer todo lo que a la gente le gusta hacer en vacaciones:  en plan vaguear – Tomar el sol, pasear por la playa, comer fuera, jugar al golf, ir a parques temáticos- o pasar unos días culturizándote y absorbiendo la cultura.En Tánger hay vacaciones a gusto de todos.

Tanger - MezquitaSi quieres conocer bien Tánger, hay cosas que no te puedes perder, y en primer lugar algo obligatorio es pasearte por laMedina, que es una de las más grandes de todo Marruecos. En esta Medina podrás pasear por el Zoco Grande, el zoco pequeño, varias mezquitas, calles estrechas, verás casas tradicionales de la región, jardines, patios y un precioso mirador con vistas al mar. No es de extrañar que geniales pintores  como Delacroix  o Henry Matisse encontraran inspiración y hasta cobijo en un sitio como este.

Los zocos son la parte comercial de las ciudades, en ellos se compra y vende comida, ropa, especias, colonias, herramientas… todo lo que necesites, seguramente lo puedas comprar en un zoco. Además, debido al turismo, cada vez se ven más en los zocos otro tipo de servicios como guarderías, peluquerías, transportes…

Las Mezquitas, admíralas por fuera, porque la entrada está prohibida a los NO musulmanes, pero de todas formas éstas son famosas alrededor del mundo principalmente por su belleza arquitectónica exterior. Hay un par de Mezquitas en Marruecos en las que sí se puede entrar, pero son “para turistas”. Una de ellas está en Casablanca.

También, si tienes coche o método de transporte, merecen la pena una visita a las Cuevas de Hércules, donde se dice que éste descansó tras realizar las 12 pruebas. Sus vistas al océano y el contraste entre el azul del cielo y el del mar Cuevas de Hérculeses increíble. Hay gente que dice que estas cuevas se comunican con otras que hay en Gibraltar. Esta hipótesis no ha sido contrastada, y yo, personalmente, no me la creo. Un consejo que se da sobre estas cuevas es que no se nade en los alrededores, ya que las fuertes corrientes te pueden dar un buen susto.

Si tienes coche también son excursiones recomendadas las de Chefchouen y Asilah. Están un poco lejos, pero si tienes tiempo, es una visita más que recomendada.

También merece una visita la Necrópolis Romana. Formada por 98 tumbas, de las cuales más de la mitad están talladas en la roca. Es un lugar de reunión y convivencia social, tanto para los turistas como para los lugareños, y además de ser gratis la visita, se observa un paisaje precioso.

Si quieres unas vacaciones culturales, también puedes acceder a Museos en Tánger. Exactamente hay tres; el Museo Alcazaba, situado en el Palacio de Kasbah, el Museo Carmen Mecain (Pintura), y el Museo Sinagoga Nahón, que ahora está convertida en un museo en el que se pueden observar objetos de culto del resto de las Sinagogas.

Tras esto, hay una serie de consejillos que se podría dar a la gente que viaja a Tánger:

En primer lugar, sé respetuoso con las costumbre y religión. Son diferentes, sí, acéptalo. Y si no te gusta, no vayas. Es así de simple.

En cuanto a la ropa, lo mejor es ir lo más normal posible, ni mucho ni poco, pero intentando no llamar la atención.  También aunque sea verano, convienen llevar algo de abrigo porque por la noche refresca bastante.

tanger

Si quieres beber alcohol y fumar tabaco, como turista no tendrás problema, pero ten en cuenta que en la mayoría de bares no lo sirven. Ah! Tip para las mujeres… no está bien visto que entremos en bares oscuros. Je. Fumar hachís también es ilegal, aunque lo veas como algo normal por la calle y te aborden intentando vendértelo. Es tu decisión, pero si lo haces, que sepas que legal, no es.

Otra ley que no conocía es que está prohibido importar y exportar dírhams, la moneda de Marruecos. Así que gástate todo lo que lleves, que ellos te lo agradecerán.  Otro consejillo que se da, es que vayas también un poco preparado psicológicamente. Marruecos es un país muy pobre, y es normal ver tanto niños como adultos pidiendo en la calle… Es una pena pensar que su rey es una de las personas más ricas del mundo y tiene al pueblo sufriendo  y muriéndose de hambre…

Y por último, los típicos consejos que deberías seguir, no por estar en Marruecos, sino por ser turista en tierras extrañas: No te fíes de las ayudas sospechosas como averías en el vehículo, o manchas en la ropa…. Desconfía de los negocios fáciles y los juegos de azar en la calle. No vas a ganar en la vida. Hay que llevar el dinero y las cosas de valor bien guardaditas y enseñarlas lo menos posible, vigilar el equipaje… Y en los hoteles, siempre utilizar la caja fuerte.

Así que con este pequeño resumen de esta ciudad vecina os dejamos de viernes, que tengáis buen fin de semana y ya sabéis: Tánger está a 45 minutos en ferry de Tarifa y un poco más de Algeciras. No perdáis la oportunidad de visitar este país y absorber su cultura y su belleza.