¿La cuota de autónomos sube este 2017?

El incremento del Salario Mínimo Interprofesional en un 8%, ha supuesto una subida de la cuota que pagan a la Seguridad Social los trabajadores por cuenta propia, es decir, los autónomos. Aunque cada año se incrementa un poco, este 2017 es el primero en el que el aumento es tan pronunciado.

La razón del incremento es que al aumentarse el Salario Mínimo Interprofesional, también se aumenta la base de cotización mínima de los autónomos, que pasa de los 893,10 euros de 2016 a los 954,55 euros de 2017, y por esta razón ha aumentado también la cuota mínima. En cambio, la base máxima no experimenta un cambio tan significativo, asciende en un 3% y pasa de los 3.642 euros a los 3.751, 26 euros.

Cabe señalar que las cuotas de los autónomos se pagan en función de la base de cotización que el trabajador por cuenta propia elija y de las coberturas extra que desee contratar, como la de accidente laboral o la prestación en caso de cese de la actividad.

¿En cuánto se queda la cuota?

Más del 80% de los autónomos cotizan por la base mínima. A partir de este 2017 la cuota mensual pasa de los 267,04 euros de 2016 a los 285,41 euros de 2017. Es decir, se ha subido casi veinte euros.

El sector de los autónomos en España representa un porcentaje muy importante de la masa empresarial del país y es el principal motor de empleo. Sin embargo, muchos trabajadores por cuenta propia se quejan por la cantidad de impuestos a los que deben hacer frente, el alto riesgo que asumen y las pocas garantías que tienen como empresarios.

Con la Ley de la Segunda Oportunidad se ha intentado dotar de mayor protección a los trabajadores autónomos, pero las demandas del sector siguen encima de la mesa.

Nuevas oportunidades de gestión

Los autónomos y los pequeños empresarios ven en los sistemas de gestión que facilitan la administración de su empresa un aliado. El programa para autónomos en la nube -OfiNegocio es un software creado para las PYME y los autónomos que integra la gestión empresarial de su empresa.

Gracias a la tecnología, los trabajadores autónomos pueden realizar la administración de su empresa a través de un sistema que integra las ventas, los presupuestos, compras, ventas por TPV, almacenaje, inventarios y mercancías, además de todo lo referente a la gestión empresarial de la compañía.

Otra ventaja de los programas de gestión en la nube es su conectividad y disponibilidad. Se puede acceder a ellos desde cualquier parte del mundo, de manera que el empresario no necesita un ordenador conectado a un servidor o disco duro para acceder a la información de su empresa, sino que lo puede hacer desde cualquier dispositivo.

Este tipo de software cuenta con la ventaja de ser asequible, puesto que las empresas que lo comercializan son conscientes de los continuos esfuerzos que ha de hacer el trabajador autónomo para salir adelante. Es por esta razón por la que se crean sistemas de gestión sencillos, prácticos y económicos que permitan agilizar la gestión de la empresa para que el profesional se centre en su profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *