Principales autores españoles de narrativa histórica

Ya desde el romanticismo del siglo XIX, la novela histórica ha ido encontrando su hueco en la estantería de los lectores que han descubierto en sus páginas formas de no olvidar el pasado a través de nuevos sucesos. Sin dejar de lado que la narrativa histórica es un género de ficción, el autor debe saber conjugar lo contado con realismo, verosimilitud e, incluso, costumbrismo para lograr mantenernos con los ojos pegados al libro. En España existen y han existido autores que son perfectos exponentes del género.

Benito Pérez Galdós

Considerado por muchos el mejor novelista en castellano después de Cervantes, Galdós es claro ejemplo de la adaptación al realismo de la literatura española. La forma de escribir de Galdós, tan expresiva, genera en nosotros el ansia por conocernos y al mismo tiempo por entender la psicología de los que nos rodean. Galdós, en sus Episodios nacionales’ reflejó a la perfección la mentalidad de la España del siglo XIX, obra que le llevó 35 años de trabajo.

Manuel Chaves Nogales

El oficio periodístico heredado de su padre, Manuel Chaves Rey, le llevó a recorrer la Unión Soviética en busca de venturosos reportajes. Hombre de ideales claros y firmes, fue director del diario Ahora, partidario ideológicamente de la figura de Manuel Azaña. Tras el inicio de la Guerra Civil, se alineó en favor de la República hasta que se exilió a París. Aquí escribió su magnífico testimonio sobre la Guerra Civil A sangre y fuego. Héroes, bestias y mártires de España. Los libros de Manuel Chaves Nogales son la herencia más descarnada del conflicto.

Salvador de Madariaga

A pesar de ser ingeniero de formación y profesión, cultivó el ensayo, la poesía, la crítica literaria y, con gran maestría, la novela histórica. Fue amigo de algunas de las mentes españolas más brillantes de su época como Unamuno y Ortega y Gasset. Madariaga retrató de manera magistral la colonización del continente americano en su novela El corazón de piedra verde, en la que sacó a relucir su forma vanguardista de argumentar los sucesos. De gran éxito, es la primera de cinco novelas históricas que no logró terminar.

Miguel Delibes

Los aromas del costumbrismo emanan por toda la obra de Delibes, que ha sido, quizás, el mejor en describir a través del realismo la España más rural del siglo XX. Por otro lado, cultivó el género estrictamente histórico con su novela El Hereje, situado en el lejano siglo XVI. Aquí podemos disfrutar de la típica soltura del autor a la hora de mostrarnos la realidad al mismo tiempo que defiende a la naturaleza en contra del desarrollo.

Autores contemporáneos

La proliferación actual de la novela histórica viene dada por la necesidad que tenemos de conocer el pasado a través de historias particulares para poder comprenderlo. Desde Arturo Pérez Reverte con Las aventuras del capitán Alatriste, pasando por Ramón J. Sender y su La aventura equinoccial de Lope de Aguirre hasta llegar a Julia Navarro, Ildefonso Falcones o el político Joaquín Leguina. Todos han puesto de manifiesto la querencia del público por la ficción histórica, por la lectura del pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *