¿Problemas con tu pareja? Aquí te damos algunas soluciones

Dicen que las mejores cosas ocurren por casualidad. En el momento justo, en el lugar adecuado, se hace la magia. Conoces a una persona que te encanta, te hace sentir mariposas en el estómago y todo parece maravilloso.

Si todo va bien, poco a poco ese “estar conociéndose” pasa a ser algo más y se establece una relación de pareja. Pero, con el tiempo, todo cambia. La monotonía, el estrés y otros factores aparecen creando los primeros problemas de pareja. En este post, vamos a darte algunas claves para hacerles frente.

Monotonía

Es una de las causas más frecuentes de conflictos en la pareja. Tras esa fase de enamoramiento empezamos a “acostumbrarnos” a esa persona. Es normal que cuando uno tiene una relación se establezcan determinadas rutinas. Sin embargo, es importante que, de vez en cuando, hagamos algo diferente, que pensemos en cosas que nos gustan a los dos y que hace tiempo que no hacemos, ya que contribuirá a que esa chispa no se pierda.

Sexo

El sexo es uno de los ámbitos que se ven afectados por la monotonía. Está claro que el amor es importante, pero ninguna relación se mantiene en el tiempo sin buenas relaciones sexuales. El buen sexo hace que nos sintamos más a gusto y unidos, por lo que es un área que merece la pena cultivar. Alguna de las pautas para hacerlo son:

Rompe con la rutina

Algo que nos será de gran ayuda a este respecto es jugar. Se puede jugar representando diferentes papeles, probando posturas, lugares… Incluso es interesante el uso de juguetes eróticos como vibradores.

Comunícate

Es muy importante que tengas la confianza suficiente para poder expresarle a tu pareja lo que te gusta y lo que no.

Siéntete sexy

Las relaciones sexuales se ven negativamente afectadas cuando no nos gustamos a nosotros mismos. Nos hace sentir inseguros y, por eso, resultamos menos atractivos para el otro. Es muy importante que cuides tu autoestima y te quieras a ti mismo.

Saber enfadarse

El roce hace el cariño, pero también aumenta la probabilidad de discusión. Con el tiempo y sobre todo con la convivencia, las discusiones en la pareja se disparan. Tenemos que tener en cuenta que al principio sólo conocíamos la mejor parte de nuestra pareja y poco a poco vamos viendo aquellos aspectos que no nos gustan tanto. Con la convivencia, todo esto se acentúa y comenzamos a discutir más. Sin embargo, la mayoría de las veces se discute por tonterías. Lo que sucede es que vamos acumulando tontería tras tontería hasta hacer un gran problema. Ante esta situación es importante hablar cada cosa a su tiempo y restarle importancia a lo que verdaderamente no es importante. Tenemos que saber escuchar a nuestra pareja, pero también tenemos que saber hablarle desde una posición de respeto y sin perder la calma.

Sentido del humor

A veces las cosas se tuercen y no hay manera de salir del bucle en el que nos hemos metido. Saber utilizar el sentido del humor en estos casos es de gran ayuda, no hay nada que unas buenas carcajadas no puedan remediar.

Y tú, ¿cómo solucionas tus problemas de pareja?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *