¿Que tipos de contaminación podemos encontrar en los alimentos?

A la hora de trabajar con alimentos, es muy importante tener en cuenta la higiene necesaria para manipularlos. Conviene saber cuáles son los contaminantes de los alimentos y la forma de evitar contaminarlos nosotros mismos. Toda la información que buscas está en esta web sobre manipulación de alimentos.

Lo que llamamos “contaminación” hablando de alimentos es cualquier acción que altera la higiene de los alimentos y puede llegar a poner en riesgo la salud del consumidor.

Según los factores que la causan, existen diferentes tipos de contaminación alimentaria:

Contaminantes químicos

Actúan cuando el alimento en cuestión entra en contacto con alguna sustancia química tóxica o productos similares.

La contaminación química puede tener lugar en cualquier momento de la elaboración del producto, ya que está causada por pesticidas, productos de limpieza, aditivos artificiales, materiales de envasado equívocos, restos de medicamentos, sustancias corrosivas, etc.

Contaminantes físicos

Es la presencia de cuerpos extraños en el alimento, desde huesos, espinas o fibras mal eliminadas del propio alimento, hasta cabellos, trozos de uña o piel, roce con joyería oxidada o sucia, trozos de cristal o vidrio, hilos, residuos, etc.

Hay que tener cuidado al manipular los alimentos para no contaminarlos de esta manera.

Contaminantes biológicos

Normalmente, consisten en microorganismos (bacterias, parásitos, virus…) que contaminan el alimento al contagiarse desde otro ser vivo. La intoxicación por bacterias patógenas es la forma más común de contaminación alimentaria.

El ser humano es la principal fuente de contaminación biológica de alimentos, pues basta con toser o estornudar sobre el alimento en cualquiera de las fases de producción para contaminarlo. Lo mismo ocurre si no nos lavamos bien las manos o no usamos guantes o si manipulamos alimentos estando enfermos.

Los mecanismos de contaminación

Existen tres formas por las que se puede contaminar un producto alimenticio, según quién y cuándo tenga lugar la infección:

Contaminación primaria o de origen

Si tiene lugar en las fases iniciales del proceso de producción, antes de ser envasado o cosechado.

La contaminación por pesticidas o, en el caso de los animales, ingesta de algún contaminante antes de la muerte, serían contagios de este tipo.

Contaminación cruzada

Si es un alimento contaminado el que contamina a otro, bien por contacto directo o a través de utensilios de cocina.

Es la forma de contaminación más habitual y peligrosa, pues es muy difícil de detectar y evitar el contacto entre los alimentos es prácticamente imposible.

Contaminación directa

Si el causante es el manipulador de alimentos, debido a una mala higiene, un descuido, o cualquier otro motivo.

¿Por qué es importante manipular alimentos correctamente?

Para salvaguardar la higiene de los alimentos y, por tanto, la salud de los consumidores. Además de evitar contaminaciones directas, un buen manipulador de alimentos debe conocer las condiciones adecuadas para almacenar los alimentos o no dañarlos en el transporte o envasado.

Un buen manipulador de alimentos es un filtro muy bueno para reducir la contaminación que pueda producirse en los alimentos. La limpieza de los alimentos es muy importante para la salud de todos, así que evitar la contaminación siempre es la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *