Repunte de la inversión en construcción de vivienda

Aunque es verdad que todavía no estamos hablando de cifras como las que teníamos de antes del 2008, lo cierto es que el mundo de la construcción está empezando a mejorar. Y no solo eso, sino que desde el Gobierno se están tomando medidas para que una vez que salgamos del hoyo, no volvamos a cometer los mismos errores que nos arrojaron a él.

Las medidas económicas están funcionando (aunque no tan bien como cabría esperar), el paro ha descendido de una manera muy significativa, los particulares, los bancos y empresas han bajado los precios de sus inmuebles, por lo que nos encontramos con que el mercado se está empezando a mover. Hoy en día, una empresa de construcción de viviendas y reformas lo tiene mucho menos complicado que hace 5 años.

Algunos de los factores que están mejorando los datos de la construcción y reformas de viviendas

Los bancos también se han dado cuenta de que el principal problema no era solamente reducir los precios de sus inmuebles, si no que había que dejar que el crédito fluyera. Han decidido que no van a cometer los mismos errores que antaño, es decir, de conceder créditos sin tener en cuenta si se podía pagar o incluso, ofreciendo hipotecas por valor del 100% de la vivienda.

Ahora son mucho más estrictos, contratan a gestorías especializadas en riesgos para que puedan evaluar la situación específica del futuro propietario: nóminas, vida profesional, cargas, coste de la nueva vivienda, aportación económica, etc. Son tan solo algunos de los criterios que nos exigen.

Además, la figura del aval deja de tener fuerza; antes, con tan solo presentar a una persona que se pudiera hacer cargo de la deuda si el propietario no pudiera, era más que suficiente para la constitución de la hipoteca. Sin embargo, ahora lo único que importa es asegurarse de que, efectivamente, el propietario la puede pagar.

Pero todavía es pronto para hablar de recuperación plena; de hecho, algunas personas aseguran que los datos que tenemos hasta el momento apuntan más bien a una recuperación estacionaria. El camino es bueno, pero hay que seguir haciendo ciertas medidas para que no volvamos nuevamente hacia atrás.

El ciudadano recuerda que pese a que el paro ha bajado, todavía hay muchas personas que no encuentran un empleo digno, que llevan años intentándolo, que las huchas de las pensiones se vacían, que el gasto público aumenta, así como otra una serie de problemas que tendremos que corregir si queremos que España se pueda recuperar de una vez por todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *