Qué son las Impresoras 3D

qidi x-pro

La impresión 3D o la fabricación aditiva es un proceso de hacer objetos sólidos tridimensionales a partir de un archivo digital mediante unas herramientas llamadas impresoras 3D.

La creación de un objeto en 3D con impresoras 3D se logra mediante procesos aditivos. En un proceso aditivo, se crea un objeto colocando capas sucesivas de material hasta que se crea el objeto. Cada una de estas capas puede verse como una sección transversal horizontal finamente cortada del objeto final.

La impresión 3D es lo opuesto a la fabricación sustractiva, que es cortar / ahuecar una pieza de metal o plástico con, por ejemplo, una máquina de fresado.

Las impresoras 3D permiten producir formas complejas utilizando menos material que los métodos de fabricación tradicionales. Uno de los ejemplos por excelencia de este tipo de impresoras 3D, es la QIDI X-Pro, uno de los modelos más vendidos en los últimos meses, y es que cuenta con una calidad de impresión única a ese precio si lo compramos con otras posibilidades que existen en el mercado actual.

¿Cómo funcionan las impresoras 3D?

Todo comienza con un modelo 3D. Puede crear uno usted mismo o descargarlo de un repositorio 3D. Al crearlo usted mismo, puede elegir usar un escáner 3D, una aplicación, un dispositivo háptico, un código o un software de modelado 3D.

Hay muchas herramientas de software de modelado 3D disponibles. El software de grado industrial puede costar fácilmente miles al año por licencia, pero también hay un software de código abierto que puede obtener de forma gratuita.

A menudo recomendamos principiantes para comenzar con Tinkercad. Tinkercad es gratuito y funciona en su navegador, no tiene que instalarlo en su computadora. Tinkercad ofrece lecciones para principiantes y tiene una función incorporada para imprimir su modelo 3D a través de las impresoras 3D.

Como anteriormente mencionada, os recomendamos encarecidamente, que si estáis en el proceso de búsqueda de una impresora 3D de calidad, tengáis en cuenta a la QIDI X-Pro, un modelo que no os dejará indiferentes. Ofrece una calidad a un precio inimaginable.

Cuando su archivo se corta, está listo para ser alimentado a su impresora 3D. Esto se puede hacer a través de USB, SD o internet. Su modelo 3D en rodajas ahora está listo para imprimirse en 3D capa por capa.

Industria de impresión 3D

La adopción de las impresoras 3D ha alcanzado una masa crítica, ya que aquellos que aún no han integrado la fabricación aditiva en algún lugar de su cadena de suministro ahora son parte de una minoría cada vez más reducida. Donde la impresión 3D solo era adecuada para la creación de prototipos y la fabricación única en las primeras etapas, ahora se está transformando rápidamente en una tecnología de producción.

La mayor parte de la demanda actual de impresoras 3D es de naturaleza industrial. Acumen Research and Consulting pronostica que el mercado global de impresoras 3D alcanzará los $ 41 mil millones para 2026.

A medida que evoluciona, la tecnología de impresión 3D está destinada a transformar casi todas las principales industrias y cambiar la forma en que vivimos, trabajamos y jugamos en el futuro. Recordad que la Impresora 3D QIDI X-Pro es una de las mejores opciones que nos podemos encontrar en el mercado a día de hoy, así que no lo dudes más y da el paso, una de las mejores impresoras 3D del mundo te espera.

Ejemplos de impresión 3D

La impresión en 3D abarca muchas formas de tecnologías y materiales, ya que las impresoras 3D se están utilizando en casi todas las industrias que pueda imaginar. Es importante verlo como un grupo de industrias diversas con una miríada de aplicaciones diferentes.

Algunos ejemplos:

  • productos de consumo (gafas, calzado, diseño, mobiliario)
  • productos industriales (herramientas de fabricación, prototipos, piezas funcionales de uso final)
  • productos dentales
  • prótesis
  • maquetas y maquetas arquitectónicas
  • reconstrucción de fósiles
  • replicar artefactos antiguos
  • Reconstrucción de evidencia en patología forense
  • accesorios de película