Regulación de las sociedades de capital en España

ley

Las sociedades de capital están reguladas en españa por la Ley de sociedades de capital, que regula el funcionamiento de las sociedades y actúa norma jurídica fundamental.

En Diciembre de 2018 se publica la ley 11/2018 que modifica la ley anterior. La nueva ley de Sociedades de capital realiza diferentes modificaciones, entre ellas varios derechos de los socios en supuestos de no repartición de dividendos.

La primer a Ley unificada de sociedades de capital fué aprobada en el Real Decreto legislativo 1/2010, de 2 de julio. En este real decreto se unificó en un único texto legal la normativa existente sobre los diferentes tipos de sociedades:  Sociedades Anónimas (SA), sociedades de responsabilidad limitada (SRL), sociedades comanditarias (SCL) y Sociedades Anónimas (SA).

El gobierno utiliza la nueva ley de sociedades de capital para refundir diversas leyes precedentes que regulan este tipo de sociedades. Al aprobarse esta ley, se deroga la Ley Sociedades Anónimas de 1989 y la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada de 1995.  Esta ley sirve para unificar la separada regulación de sociedades anónimas y sociedades limitadas.

Diferencia entre Sociedad de Capital y sociedad unipersonal

La ley prevé dos tipos de sociedades: la sociedad de capital y la sociedad unipersonal. La característica principal que diferencia una de la otra es el número de socios que componen el capital de la empresa. Para resolver cualquier duda entre los tipos de sociedades, siempre puedes contar con un equipo de abogados especialistas como Delvy Law&Finance.

  • Las Sociedades de capital  deben estar compuestas por dos o más socios. Hay múltiples tipos en función de cómo esté dividido el capital y de la responsabilidad de los integrantes (si se responsabiliza personalmente de las deudas o no). El capital puede estar dividido en participaciones (SL), acciones (SA), acciones y responsabilidad personal (S com por A). El capital mínimo depende del tipo de sociedad, que va de entre los 3.000 euros y los 60.000 euros.
  • Las sociedades unipersonales deben cumplir determinadas condiciones: Constituidas por un único socio o en el supuesto que haya sido constituida por mas socios, pero finalmente todas las participaciones o acciones hayan pasado a ser propiedad de una única persona.