¿Cómo conseguir trabajo en un restaurante de otro país?

La crisis afecta a cualquier sector, siendo muchos los chefs reconocidos que han tenido que establecerse en otro país para poder seguir trabajando.

Emigrar nunca es fácil, ni para un cocinero, ni para nadie. Queremos hacerte más fácil ese nuevo camino y por ello te hemos preparado un listado de consejos que te van a ayudar a lograr tu objetivo.

Consejos para cocineros que deseen trabajar en restaurantes de otros países

¿Por qué te quieres ir?

Esta es la primera pregunta que deberíamos de contestar. No solo te centres en alegar las razones económicas (que suelen ser las más habituales), puedes hacer una lista pasando por las familiares, personales y profesionales que te ayudarán a tomar tu decisión final.

Puede ser que lo único que quieras sea analizar nuevos horizontes. En este caso, en lugar de dejarlo todo de la noche a la mañana, siempre te puedes tomar unas vacaciones a un sitio determinado. Si lo que ves, te gusta, quizá haya llegado el momento de irse.

Piensa en lo que te va a costar

Muchas personas te lo van a pintar muy bonito, con toda una serie de ventajas. La realidad es que te lo van a poner muy difícil: vas a tener que pasar por muchas pruebas, tendrán que ver cómo ejecutas tu plato, qué técnica tienes y cómo diriges a tu equipo.

¿La razón? De media, el sueldo de un chef en el extranjero puede llegar a ser de hasta 6 veces más que uno local.

Documentos al día

No solo tendrás que tener todos tus documentos de identidad al día, como el DNI o el pasaporte (por si viajamos fuera de la UE), sino algunos otros como el carnet de manipulador de alimentos. Es importante no solo que esté vigente, sino que también esté homologado para poder convalidar en cualquier lugar.

Cambios y más cambios

Irnos a un nuevo lugar implicará que nos tenemos que sumergir de lleno en su cultura, así como en una nueva sociedad. Es un cambio muy grande al que no nos vamos a acostumbrar de la noche a la mañana. Conviene ir adaptándose poco a poco para no agobiarnos.

Errores habituales

  1. Nivel de inglés: Si no tienes un nivel de inglés mínimo de B2, ni te molestes (a no ser que tu opción sea Latinoamérica).
  2. Actualiza tu currículum: Te hace falta actualizar el currículum, disponer de varias cartas de presentación, un recetario, tus herramientas profesionales…
  3. Adaptación a los productos: Es importante adaptarnos al producto local del lugar al que nos vayamos a ir. Por lo general, estos productos son los que más usaremos en los platos.
  4. Paciencia: ¡No tires la toalla! Hay muchas razones para poder seguir adelante; simplemente se constante y lo conseguirás.

Sigue estos consejos y vivirás esta aventura con la máxima intensidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *