Consejos para organizar un viaje en bicicleta por Europa

¿Te gusta viajar? ¿Recorrer países y ciudades y convivir con sus gentes?¿Vivir una experiencia a la vez que practicas un deporte? Te vamos a proponer una aventura muy saludable, que seguro que te encantará.

Vamos a viajar por Europa en bicicleta. ¿Te apuntas?

viaje bicicleta europa

Aunque puedes organizar el viaje por tu cuenta y moverte de manera casi improvisada, existen páginas que te facilitan la labor de buscar alojamientos y billetes de avión, barco o tren. Incluso, el alquiler de la misma bicicleta. Páginas como www.rutasenbicicleta.net te organizan el viaje, desde la salida a la llegada.

Consejos para viajar por Europa en bicicleta

Lo primero que tienes que tener claro es el destino exacto. Si quieres conocer un país concreto o una región o recorrer varios países.

Es importante ser conscientes de la preparación física que tengamos.

Niveles de dificultad

 Nivel de ocio: suelen ser rutas mayoritariamente llanas o con pocos desniveles. Y recorridos cortos. De 30 a 40 km al día.

 Nivel de principiante: ya aparecen cuestas empinadas, pero no muy largas. Ya tenemos una preparación física ideal para recorrer mayores distancias hasta 60 kilómetros diarios.

 Nivel intermedio: la preparación física es mayor. En este nivel, encontramos deportistas que habitualmente entrenan varias horas a la semana y suben y descienden montañas no muy exigentes. Ya es posible recorrer de 70 a 80 km en un día.

 Nivel avanzado: este nivel corresponde a una persona dedicada prácticamente a la bicicleta. No tendrá ningún problema en subir puertos de montaña y descensos sin miedo a coger velocidad. Puede recorrer terrenos sinuosos sin dificultad durante largo tiempo. Tranquilamente, 100 kilómetros al día no le supondrán ningún problema.

Hemos de tener en cuenta el equipaje que vamos a llevar. Si no vamos a pernoctar en algún alojamiento hotelero, deberemos incluir la tienda de campaña y el saco de dormir.

Para ello, contamos con diferentes accesorios para aumentar la carga, como alforjas de diferentes tamaños y/o remolques.

Es importante llevar el menor peso posible.

Accesorios obligatorios que has de llevar

Elementos de seguridad, como un chaleco reflectante, por si viajamos cuando empieza a oscurecer, y un buen casco, son indispensables.

Para el mantenimiento de la bicicleta, has de llevar un kit reparador de pinchazos, una cámara inflable de repuesto, un juego de llaves Allen y una navaja multiusos.

En cuanto a la ropa, podemos llevar dos o tres camisas de algodón transpirables, dos culottes, unas mallas, dos o tres mudas de ropa interior, un forro polar, un cortavientos, unas botas de montaña y unas chanclas. Por si llueve, un chubasquero, pantalón impermeable y cubrebotas.

Varios elementos que nos van a venir muy bien son: un mapa o GPS, unas gafas de sol, crema protectora solar, dinero (por supuesto), un pequeño botiquín, un móvil con buena cámara y vídeo, una linterna, un libro, una toalla ligera, un cepillo y pasta de dientes.

Siempre es importante, para hidratarte, llevar bastante agua (sobre todo, en meses muy calurosos). Y, de comer, unas barritas energéticas, un par de piezas de fruta y, si viajamos durante varias horas, un bocadillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *