El mejor plan para este verano 2018

Un verano sin emociones nuevas no es un verano para recordar. Esta época del año se antoja perfecta para atreverse a hacer algo nuevo, a poner fin a algún miedo y a no dar por sentado que las vacaciones están solo para tumbarse en la arena y tostarse al sol.

Tarifa: entre el Mediterráneo y el Atlántico

La llamada ‘ciudad del viento’ es el destino ideal para un plan de verano diferente y lleno de emociones. Su ubicación la hace única, ya que se encuentra en el punto de unión del mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, con África enfrente, muy visible desde la costa tarifeña. Las vistas desde la Isla de las Palomas son únicas y, además de ver la ciudad marroquí de Tánger al otro lado del Estrecho, puedes animarte a coger un ferry y pisar suelo africano. Una experiencia diferente a pocos kilómetros de ti.

El deporte en vacaciones

Y si la llaman la ‘ciudad del viento’ no es en vano. Esta característica hace de Tarifa el lugar ideal para la práctica de algún que otro deporte intrépido que combine viento y agua. Es el caso del surf, windsurf o kitesurf. Verás en las diferentes playas de la zona multitud de gente que lo practica y no podrás resistirte a apuntarte tú también a la escuela de kitesurf en Tarifa. Un buen plan de vacaciones que también puedes compaginar con la práctica de buceo en la zona. Sin duda, la mejor opción para las tardes de verano.

De ruta

Otro de los planes indispensables en unas vacaciones que se precien son las rutas. Ya sean urbanas o en plena naturaleza, pueden ser una buena opción para las mañanas. El casco histórico de Tarifa alberga varios puntos interesantes, como el Castillo de los Guzmanes y las murallas medievales (que cuentan con diversas puertas monumentales de acceso). Además, dar un paseo por sus callejuelas sin más pretensión que conocer al detalle el trazado típicamente medieval y sus casas encaladas puede ser un buen plan para una mañana relajada. Puedes optar por un paseo por su Alameda, en la que se encuentra una estatua erigida en honor a Guzmán el Bueno, personaje insigne de la villa, en la que además suelen organizar alguna que otra feria del libro y mercadillos.

La opción más alejada de la ciudad pasa por hacer alguna de las rutas de senderismo que encontrarás en el Parque Natural del Estrecho (Reserva de la Biosfera), dotadas de muy buenas vistas, por encontrarse este parque en la costa y con zonas elevadas. Esta opción de montaña se puede ver perfectamente complementada con la playa, y entre las muchas que podrás elegir no puedes dejar de visitar la Playa de Bolonia. Muy cerca encontrarás el conjunto arqueológico romano de Baelo Claudia, las ruinas de la que fue una ciudad romana, con el mar como telón de fondo. Y Bolonia te proporcionará algo más que arena y mar, ya que cuenta con una duna cuya cima podrás coronar y unos baños de barro naturales.

Tarifa, dos mares y dos continentes para tu verano inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *