¿Por qué nos importa tanto nuestra productividad personal?

Como ser humano, el tiempo forma parte de tu biografía personal. Los días son más prósperos cuando en términos de productividad te sientes satisfecho por los logros alcanzados y las gestiones realizadas. Eso no significa que tengas que vivir obsesionado con la ocupación constante.

Sin embargo, a nivel humano, sí debes comprender que la evolución personal depende de ti porque nadie puede venir a ocupar tu lugar y a resolver gestiones que te pertenecen de manera individual.

¿Por qué es importante la productividad?

Porque de este aspecto depende el cumplimiento de los sueños, la materialización de metas personales, la satisfacción de hacer balance observando los logros del último trimestre o el desarrollo profesional. Además, como ser humano, tu felicidad está vinculada con un estilo de vida activo. Pues bien, esta productividad te permite activar tu mente, tu ilusión, tu creatividad y tu corazón en la dirección de un propósito que aporta sentido a tu vida.

La productividad también incrementa la satisfacción personal en relación con el tiempo ya que, por ejemplo, gracias a esta actitud aprovechas mejor la jornada laboral y evitas la tendencia negativa de llevar tarea a casa. Así, te resulta más sencillo alcanzar el equilibrio entre el plano personal y profesional. Un equilibrio que es tan necesario y significativo cuando se trata de encontrar una vida feliz.

Formas parte del mundo real, por tanto, existen ocupaciones y responsabilidades que no puedes evitar porque apelan a tu autoridad de manera directa. En ese caso, la productividad te ayuda a llevar esas ocupaciones al día.

De este modo, evitas el estrés de cargar con un montón de asuntos pendientes de resolver que te generan tanto estrés y preocupación. La productividad es una forma de simplificar las tareas y los trámites de la vida cotidiana, fluyendo con el presente de ese tiempo en el que la gestión de las tareas adquiere un significado propio.

6 consejos de productividad personal

Puedes atender a los consejos de expertos en productividad para mejorar tu propia gestión del tiempo, pero en realidad, lo más recomendable es que tú encuentres tu propia forma de actuar. ¿Cuáles son algunos de los consejos que pueden servirte de referencia?

1. Utiliza una agenda electrónica o en papel para planificar tus días.

2. Establece objetivos diarios y semanales.

3. Utiliza tu sentido común: no dejes para mañana aquello que puedes resolver ahora.

4. Hábitos personales. ¿Cuántas horas semanales pasas delante de la televisión o las redes sociales? Intenta reducir este espacio. No imaginas la cantidad de tiempo que ganas para ocuparte de otras tareas.

5. Aprovecha el periodo de la mañana porque al ser el comienzo de un nuevo día, estás más descansado después del sueño nocturno. Por el contrario, el agotamiento del final del día hace que en este momento la productividad sea una misión compleja.

6. Intenta disfrutar con aquello que haces. Intenta adoptar una actitud optimista. Por ejemplo, establece el premio que te vas a dar cuando llegue el viernes si has cumplido con todos tus propósitos.

Por tanto, la productividad es un ingrediente de tu felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *