Revisiones del coche imprescindibles antes de salir estas Navidades

El invierno, por lo climatológico, es una época del año en la que hay que extremar el mantenimiento de nuestro coche. Aunque hacemos menos viajes y cogemos nuestro vehículo menos que en otras estaciones, siempre están ahí, por ejemplo, los desplazamientos navideños para pasar las fiestas con nuestros seres queridos. Desde www.claxon.org te vamos a dar una serie de consejos para que el coche no te dé un disgusto en estas fechas tan frías.

Alumbrado, en perfecto estado

Muy importante es que estén en perfecto estado el sistema eléctrico del coche y el alumbrado. El invierno es la época del año en la que menos luz natural hay y, por lo tanto, en la que más tiempo vamos a tener que circular con las luces encendidas. Es aconsejable comprobar las luces antiniebla porque seguro que en algunos tramos de nuestro viaje, sobre todo en zonas de interior, vamos a tener que usarlas para poder conducir en calzadas donde la visibilidad se va a ver reducida por este fenómeno climatológico.

También hay que tener en perfecto estado las escobillas del limpiaparabrisas y que este funcione bien, a la vez que la luneta térmica, que es imprescindible cuando las temperaturas se acercan a los cero grados.

Los neumáticos son muy importantes porque vamos a circular en calzadas congeladas, con mucha agua o, incluso, con nieve. Hemos de comprobar que la presión del neumático sea la recomendada por el fabricante y tenemos que cerciorarnos de que el dibujo y la ranura de las gomas alcancen los 1,6 milímetros de profundidad. Con una profundidad menor a la anteriormente citada tendremos problemas de adherencia, que pueden llegar a ser muy graves en caso de circular en carreteras con hielo y nieve.

Los neumáticos son muy importantes

Si vamos a circular por zonas de puertos de montaña o por sitios donde, simplemente, haga muy mal tiempo en invierno, hay que incorporar un juego de cadenas con sus correspondientes guantes para su instalación o llevar los denominados neumáticos de invierno, que se adaptan mejor a estos trazados que los que usamos normalmente.

Los frenos han de estar revisados, tanto los discos como los niveles de líquido. Las bajas velocidades debido a factores climatológicos hace que se use el freno de manera más frecuente que en otras estaciones del año.

Es muy importante llevar bien limpios los filtros del aire porque vamos a ir con la calefacción puesta durante buena parte de nuestro trayecto y es importante que no se nos empañen los cristales, que pueden causarnos problemas de visibilidad. Además, se hace necesario llevar un kit preparado con bayetas antivaho, linternas de emergencia y la rasqueta para el hielo, que nos permita quitar todo el hielo y la nieve que se puede acumular en una noche invernal si dejamos el coche en la calle.

Ni que decir tiene que hay que tener los triángulos de emergencia y señalización de peligro, el chaleco reflectante homologado y la rueda de repuesto y las herramientas para colocarla en perfectas condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *